Cada 79 segundos, un inmigrante se convierte en ciudadano de los Estados Unidos, de acuerdo con esta hoja de hechos. Existe una razón para esta estadística y significa que al convertirse en uno se logra un estatus mucho más seguro que teniendo solo una tarjeta verde o una VISA. La trampa es que el camino a la naturalización o ciudadanía para aquellos que nacieron fuera del país, involucra un proceso largo y arduo para ser aunque sea considerado para la naturalización. Sin mencionar, que una vez pasado el tiempo de espera, un inmigrante tiene todavía que pasar por muchas capas de aprobación y escrutinio por parte del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos antes de ser premiado con el certificado de naturalización. Hasta ahora, algunos de los criterios actuales para ser elegible para la ciudadanía incluyen tener 18 años o más (con una excepción), y ser “ una persona de buena moral”, entre otros. Siga leyendo para aprender más cosas sorprendentes sobre la naturalización.

Los Aplicantes Deben Mostrar “Buena Moral” por lo Menos Cinco Años

Para un inmigrante no casado que desea ser un ciudadano naturalizado, debe vivir en los Estados Unidos por lo menos cinco años (también llamado período estatutario) para al menos ser considerado para el proceso. Durante este tiempo, no deben de dejar el país por más de 18 meses. Lo que es más “deben mostrar buena moral”, el cual es vagamente definido por el gobierno de los Estados Unidos como alguien que “mide hasta los estándares promedio de los ciudadanos de la comunidad en donde el aplicante reside”. Existen objetivos estándares que están asociados a esta etiqueta, los cuales incluye tener un historial criminal limpio y no estar involucrado con grupos controversiales u organizaciones.

Inmigrante Nacido en el Extranjero Menor de 18 Puede ser Premiado con la Ciudadanía

Aunque el criterio estándar para aplicar a la naturalización es que el aplicante debe tener más de 18 años de edad (a esto se le llama mayoría de edad), existe una excepción a esta regla. Mientras que uno de los padres del aplicante o tutor sea nacido natural o ciudadano naturalizado y complete la aplicación en su nombre, serán entonces considerados para la ciudadanía. Ellos deben estar viviendo activamente bajo la custodia del padre o tutor. Este proceso es usualmente reservado para aquellos que desean atender a la Universidad como ciudadano pero no han alcanzado la mayoría de edad.

Una Ciudadanía por Naturalización Puede ser Revocada

Este proceso se llama desnaturalización, y puede suceder bajo condiciones específicas: a través de falsificación de papeles o detalles de su entorno, rehusarse a testificar ante el congreso, ser miembro de un grupo “subversivo” (aunque esto puede ser definido en cualquier forma que el gobierno de los Estados Unidos vea conveniente) o por tener una baja militar deshonrosa. La desnaturalización es un asunto serio y puede poner a alguien en riesgo de deportación, pero afortunadamente la ocurrencia de este proceso es raro y puede ser fácilmente evitado cumpliendo con los procedimientos del gobierno. Tenga en mente que los nuevos ciudadanos instalados ganan derechos constitucionales tales como protestar y portar armas, así que realizar estas acciones no tendrían que ponerle en riesgo para perder su ciudadanía.

El camino para convertirse en ciudadano de los Estados Unidos puede ser difícil y largo, pero al final el resultado será gratificante. Para saber más sobre este proceso, contactenos hoy!